Realizar cualquier tipo de apuesta necesita de cierto control, estudio y evaluación tanto del capital, las perdidas y las ganancias obtenidas. En este sentido se hace hincapié a la gestión de la banca de apuesta deportivas, la cual funge como herramienta para tener un mejor control y valoración de cada acción realizada por el apostador en cada juego o evento deportivo en que vaya a participar, esto beneficia la participación dentro de una determinada jugada ya que contribuye a mejorar el desempeño, obtener mejores predicciones, excelentes resultados y mayores ingresos.

El capital es el dinero ingresado a una determinada casa de apuestas y es uno de los temas de mayor importancia para el aficionado ya que incide directamente en las ganancias obtenidas después de realizar una inversión. Por otro lado es necesario que el apostador gestione adecuadamente sus gastos en base a sus ingresos, esto se debe de tener siempre presente ya que es el día a día de un individuo normal, es decir cosas que pagar, comprar, invertir, entre otros. Gestionar de forma errada y descuidada el dinero percibido suele ser uno de los inconvenientes más comunes que se presentan en la vida diaria de una persona, debido a que trae como consecuencia el endeudamiento paulatino o acerado, la perdida de capital o de bienes y problemas emocionales.

Es por ello que en las apuestas deportivas se debe tener el mismo control y análisis del dinero ganado y gastado en las casas de apuestas, para no tener pérdidas, deudas o llegar a la bancarrota. En muchas ocasiones los jugadores no llevan este riguroso control, no saben cuánto invierten o pierden, repercutiendo en problemas laborales y familiares, ya que no pueden evitar el impulso de apostar.

Factores psicológicos que influyen dentro de esta conducta:

Algunos factores que influyen en este comportamiento es el no realizar el adecuado análisis de: en qué se va a gastar o apostar el capital y que no se cuenta con conocimientos adecuados o básicos de cuanto invertir, gastar o el beneficio final de esa jugada, haciendo que el individuo tienda a gastar más de lo que gana en cada jugada realizada.

Algunas recomendaciones que pueden servir para una buena gestión de la banca del apostador son:

Gestión de Bank

Banca o Banroll

Es la suma de dinero disponible que el apostador o jugador posee para efectuar una apuesta. El valor del Stake variará en relación a las ganancias y pérdidas, de hecho existe un margen de seguridad que evita que el jugador pierda su dinero o apuestas con montos elevados.

Stake

Es la fiabilidad del pronóstico que se realiza o el nivel de confianza que se posee un apostador o jugador para una determinada jugada, por ejemplo: un Stake 1: es poco confiable en cambio un Stake de 10: que es muy confiable. Esta escala que mide la confianza del apostador en un determinado juego se encuentra valorada del 0 al 10 y sirve de mucha ayuda en el análisis de los partidos a jugar.

Full Stake

El Full Stake se coloca en porcentaje que por lo general se identifican de 5% a 10%, cundo se realiza una apuesta de 10% suele ser riesgosa tanto para un apostador con experiencia o no, por ello es recomendable tener análisis y prudencia.

Stake fija

Los niveles de Stake:

Métodos utilizados en la Gestión de Banca

La variación del dinero dentro de una casa de apuestas

Gestión de Banca en relación al Deporte

Esta gestión implica realizar un estudio adecuado a cada tipo de deporte, para algunos jugadores se les hace más fácil un deporte en relación a otro, por ello es recomendable manejar las bancas teniendo en consideración un determinado deporte y al nivel de confianza que se posea, esto permitirá tener más control y un diagnóstico adecuado para que no afectes las bancas en los otros deportes a los cuales se apuesta.

  • Jael
    29 enero 2020
  • Redes sociales
    367 compartidos